martes, 16 de diciembre de 2008

Mamà me prestas diez mil guaraníes?


Hace algunos días llegué a casa tarde, cansada del trabajo.. y mi pequeño David, de 6 años, me esperaba despierto y con una sonrisa en su rostro.
Me dio un beso y yo me dirigí a la cocina a preparar la cena;  acercó un taburete y se sentó cerca mio, muy interesado en lo que yo estaba haciendo. Me acompaño cuando fui a al cuarto de lavado para meter un poco de ropa en la lavadora, sacar las ya limpias y estenderlas, entre que recogia por el camino todas las cosas que ellos habia dejado tirados por ahi, durante todo ese proceso, el me seguia atento y en silencio.

Esperó pacientemente a que volviera a la cocina a terminar la cena y fue en ese momento cuando lanzó una pregunta:
- Mamá, cuánto te pagan por hora en tu trabajo?
- Hijo, esa respuesta ni tu papá la sabe.
Nuevamente ambos prestamos atención a las multiples actividades que estaba realizando
y sin hacer ruido se sentó mas cerca de mí, para tratar de abrazarme, pero hacía tanto calor! encima ahi en la cocina que preferí hacerme a un lado y le dije que fuera a ver television con su papà, encima estaba agotada por todo el trabajo del día 

Al terminar de cenar y mientras estaba retirando los trastos para lavarlos, nuevamente me preguntó:
- Mamita, cuánto te pagan por hora?
Su carita mostró un poco de temor a que pudiera enojarme y como sabía que iba a
preguntarme hasta que le contestara, decidí responder.
- Diez dolares, lo que son aproximadamente cincuenta mil guaraníes, hijo.
Entonces corrió a abrazar su alcancía y a
contar su dinero, pero en su rostro se dibujó una mueca de tristeza. Se acercó a mí, me abrazó y me dijo:
- Mamá, me prestas diez mil guaraníes?
- Niño sinverguenza, con razón estás tan atento a lo que hago, si quieres pedirme dinero!! Mejor vete a dormir que ya es muy tarde. Hasta tu papá ya se durmió, no sé que haces despierto.
Mi hijo se fue a la cama sin darme un beso de buenas noches.. supongo que porque le contesté muy seria; sin embargo yo no podía conciliar el sueño y deseaba saber para qué quería esos 10 mil guaranies.
Fui a su habitación y me acerqué a él.
- David, estás dormido?
- No Mami, me contestó
- Aquí tienes los 10 mil Gs. que me pediste.
Una sonrisa iluminó su rostro y de debajo de su almohada sacó otros 40 mil Gs., al tiempo que me decía contento:
- Ahora sí ya los junté!! Ya tengo 50 mil guaranies!!!...
MAMÀ.. ME PUEDES VENDER UNA HORA DE TU TIEMPO??

Demas esta decir que me puse a llorar una vez mas, por mi niño y mi falta de tiempo de calidad para ellos.


A veces se nos olvida pasar más tiempo con nuestros hijos, pensando que todo aquello por lo que luchamos y vivimos es para formarles un futuro.. pero cuando no nos tienen a su lado, ese futuro puede ser un poco incierto para éllos..

Gracias por todo su esfuerzo para que nada falte en su hogar.. pero no dejen a un lado el lugar tan maravilloso e importante que tienen en su hogar! No se dejen agobiar por las responsabilidades.. DISFRUTEN A SU FAMILIA!!

12 comentarios:

ARCENDO dijo...

Inmejorable consejo, que aunque nunca está de más recordar, procuro cumplirlo cada minuto de mi vida. Besos.

Nataly dijo...

Desire has dado el mejor concejo del año...!
Estar y compartir con la familia y con los hijos que nesecitan tanto a veces de sus padres es importantisimo, aparte es un tiempo que no se desperdicia nunca y que luego trae sus frutos buenos, de esos que te hacen poner orgullosa de lo que uno tiene.
gracias por compartir...
besos y Feliz MIercoles amiga!!!

P.D: acabo de postear sobre Santa Ana, la verdad no conocia su historia,increible amiga...Besos!!!

Terly dijo...

Con mis mayores deseos de que pases tú y tu familia unas felices Navidades.
Un abrazo

VILLANCICO DE NAVIDAD
Terly

Fue un día veinticinco de Diciembre,
cuando nació el Niño Jesús en Belén,
¡Qué frío más grande el de aquella noche!
se helaron los charcos y el pozo también.

María y José cantaban al Niño
canciones más viejas que Matusalén
y los pastorcillos con gracia sonaban
zambombas, panderos y hasta la sartén.

Mientras la mula y el buey resoplaban
y daban calor al Rey en los pies,
los Magos le dieron valiosos regalos
de oro, incienso, mirra y dijeron, amén.

Una estrella brillaba en el cielo
que iluminaba toda Jerusalén,
¡anuncio de Dios que a todos traía
un mensaje de amor, de paz y de bien!...

Joana dijo...

Desi,

Es una historia maravillosa! ya que la familia es el tesoro más grande que tenemos y que debemos cuidar, ese es nuestro tesoro para toda la vida!
Especial para estas fechas!

Besos y que tengas un lindo día!

María dijo...

Conocía la historia. Es un verdadero ejemplo.
Uno a veces, lee estas cosas y refresca la memoria, puesto que no es algo nuevo lo que está escrito, sin embargo, parece que nos cuesta asimilarlo y sobre todo, ponerlo en práctica.

Beso!

Desire dijo...

Yo tambien conocia la historia, pero a mi me paso de verdad antes de ayer, exactamente como la conte, en estos dias los contadores estamos trabajando como locos por las liquidaciones de impuestos de fin de año, no me queda tiempo para nada, y mis hijos estan recintiendo eso, no estan acostumbrados a que yo no tenga un tiempito para jugar con ellos un partido de futbol o cosas asi. Por ello me duele eso y decidi postear al respecto, de que vale de que tengan todo lo que necesitan fisicamente, si tengo sus almitas decuidadas.
Un beso a todos y gracias por sus comentarios.

Lola dijo...

Me hiciste emocionar mucho!
Bueno en realidad David lo hizo!!!
Es maravilloso como funcionan sus cabecitas!
Es muy dificil ser mamá y trabajar en estos tiempos, es muy trillada la frase, pero es que es muy real.
Espero que David haya podido comprar lo que esperaba.

Besos!

Marcela y Sergio dijo...

La frescura de los niños para pedir cosas nos sorprenden día a día. Con solicitudes como esta nos devuelven a lo que es verdaderamente importante.
Saludos Nosotros

SILVIA dijo...

ESTO NO SOLO SIRVE DE REFLEXION, SI NO QUE ES ADEMAS EMOCIONANTE, HASTA LAS LAGRIMAS, PIENSO QUE A VECES NOO IMPORTA EL TIEMPO QUE LE DEDIQUEMOS, QUE POR CIERTO ES EL MEJOR INVERTIDO, SI NO QUE ESE TIEMPO AUNQUE SEA POCO SEA DE LA MEJOR CALIDAD¡¡
UN BESO GRANDOTE

Ana dijo...

Una reflexión muy importante y cierta...
Beso grande, y a aplicarla también en casa, eh?

Luis y Mª Jesús dijo...

Que difícil conciliar!, muchas veces digo: "o me das menos quehaceres o me das más horas al día".
Gracias a Dios (no es frase hecha), los niños nos conocen perfectamente y saben nuestro orden de valores, si tenemos como primero la familia lo perciben. Si te das cuenta el te estaba haciendo un regalo: una hora para él.
Un beso
María Jesús

AleMamá dijo...

Sucede: por ellos nos ocupamos hasta abandonarlos, a veces.
Besos