domingo, 12 de octubre de 2008

SABER QUE SE PUEDE, QUERER QUE SE PUEDA

Una frase que siempre te da para pensar, todos conocemos nuestras capacidades, nuestras fortalezas, nuestros talentos, entonces que es lo que muchas veces no nos permite desarrollarlos a plenitud? ¿Es el miedo que nos paraliza y  no nos permite avanzar? ¿Es la falta de confianza en nosotros mismos? Estos días he leído muchos comentarios, artículos y tratados sobre este problema que nos afecta a muchos. He encontrado muchas y variadas opiniones sobre el tema quisiera compartir con todos/as algunas de ellas:

-          Todos en mayor o menor medida sufrimos del miedo, la falta de autoestima y la falta de fortaleza suficiente para superar las dificultades, la diferencia principal, entre unos y otros esta, en la ACTITUD asumida ante estos eventos. Unos se conforman en ser simples espectadores de la vida de los demás, están sentados en la tribuna observando a los jugadores en el campo de juego queriendo ser como ellos, criticándoles o diciendo que si fueran ellos lo haría mejor, pero tampoco se animan a entrar y ser protagonistas del encuentro. Hay jugadores que luego se vuelven espectadores y viceversa, todo depende de nuestra actitud para superarnos y superar los conflictos.

-          La CONFIANZA, en saber que se puede y querer que se pueda, sacarse los miedos, tirarlos afuera,(como dice la canción), suena bonito, pero que difícil resulta hacerlo en la vida real! Dije difícil no imposible, yo creo que es una lucha de todos los días, son pequeñas batallas que las vamos peleando día a día.

-          Alguien comparo a esos miedos con los famosos DEMENTORES de la película de Harry Potter  que son criaturas que no se ven pero que nos hacen sentir tristes, sin fuerzas, sin ganas de seguir adelante, éstos solo pueden ser superados, nunca eliminados, con un conjuro llamado PATRONUS que es como un escudo contra estos dementores. El patronus es como un hechizo que requiere de una gran fuerza de voluntad que debe de ir necesariamente acompañado de un pensamiento personal e individual positivo y sobre todo feliz, lo suficientemente potente que mantenga a raya al dementor. Tanto en la película como en la vida real se plantea la imposibilidad de destruir a un dementor  si no es algo con lo que se lucha y se debe aprender a vivir en la vida sin que esto nos afecte.

En fin hay muchas y variadas opiniones y recetas fantásticas para salir adelante, yo por el momento me quedo con  el conjuro del patronus, cuando siento la presencia de un dementor con sus miedos, angustias y tristezas, me concentro en mi mayor arma los pensamientos positivos y trato de volver a sonreír de inmediato.

Cuéntame que haces tú para superar tus miedos?

8 comentarios:

Anónimo dijo...

yo personalmente pienso en q siempre DIOS esta conmigo y q no tengo porq temer...ademas hay q arriesgarnos y no temer a nada ni nadie para llegar a destino

Marco Escobedo dijo...

Holass!! Desire gracias por tu visita al blog, ya te enlazo al mio.

Sobre el tema que tocas, creo que hay miedos elementales como tener miedo a algunos insectos como en mi caso, miedo a sufrir algun accidente, miedo a que les pase algo a mi familia, inclusive hay miedos que aun no siendo tan importantes ( tener miedo a hablar en pùblico) nos hace comprender de nuestra falta de confianza a enfrentarlos.

Si cometimos algùn error al no enfrentar algùn problema solo por temor a proceder como era necesario, no podemos echarnos la culpa por siempre, la idea es que la proxima vez tratemos de vencer ese temor.

Hay que tener en cuenta que no siempre las oportunidades se presentan seguidas sean en el amor, el trabajo y la felicidad, hay que tratar de dar ese paso y vencer poco a poco esos temores.


besos sigo entrando :)

Rubén dijo...

El problema muchas veces consiste en reconocer esos estados negativos. Son como corrientes que arrastran y es difícil saltar fuera de elllas. "Es solo un sentimiento" me suelo decir. Y trato de aislarlo, de alejarme de él como si se tratara de un sentimiento ajeno... y suele funcionar.

Desire dijo...

Hola gracias a todos por sus cmentarios realmente enriquecen el blog.
Anonimo: Tenes razòn, Dios es el que nos da fortaleza y es el que nos carga en sus brazos en esos momentos. La proxima vez dejame tu nombre si?

Marcos: que alegria que te hayas dado una vuelta por aqui, bienvenido! Es cierto, no olvidemos el tema de las oportunidades que no se presentan muy a menudo y tenemos que estar preparados. Seguimos en contacto.

Desire dijo...

Hola Ruben! Bienvenido! y muy bueno tambien tu metodo, en este asunto de superar estos estados todo vale. Seguimos en contacto.

Minombresabeahierba dijo...

sin duda el miedo paraliza, y esta relacionada en la falta de confianza en uno!
A mi me sirve pensar que ese miedo es como la traba que no deja arranacar el auto, que no permite que se encienda burro de arranque, pero si uno se olvida por un minuto del miedo y da el primer paso para arrancar, luego el auto empieza a andar normalmente. besos

LocaComoTuMadre dijo...

Depende que miedos, pueden llegar a paralizarme... Alguna enfermedad de familiares, la he pasado feo, algunas muertes me dieron miedo.. Le tengo miedo a las cosas que no puedo controlar..

Saludos, gracias por pasar!

nadasepierde dijo...

hay que transitarlos!!!! pero... facil es decirlo, hacerlo es mas complicado.... a veces se puede, a veces cuesta mucho.
saludos!