martes, 28 de octubre de 2008

EL UNICO Y VERDADERO TIEMPO VIVIDO


Esta es la historia de un hombre al que yo definiría como buscador
Un buscador es alguien que busca. No necesariamente es alguien que encuentra.
Tampoco es alguien que sabe lo que está buscando. 
Es simplemente para quien su vida es una búsqueda.

Un día un buscador sintió que debía ir hacia la ciudad de Kammir. Él había aprendido a hacer caso riguroso a esas sensaciones que venían de un lugar desconocido de sí mismo, así que dejó todo y partió. 
Después de dos días de marcha por los polvorientos caminos divisó Kammir, a lo lejos. 
Un poco antes de llegar al pueblo, una colina a la derecha del sendero le llamó la atención. 
Estaba tapizada de un verde maravilloso y había un montón de árboles, pájaros y flores encantadoras. 
La rodeaba por completo una especie de valla pequeña de madera lustrada… Una portezuela de bronce lo invitaba a entrar. 
De pronto sintió que olvidaba el pueblo y sucumbió ante la tentación de descansar por un momento en ese lugar. 
El buscador traspaso el portal y empezó a caminar lentamente entre las piedras blancas que estaban distribuidas como al azar, entre los árboles.  

Dejó que sus ojos eran los de un buscador, quizá por eso descubrió, sobre una de las piedras, aquella inscripción … “Abedul Tare, vivió 8 años, 6 meses, 2 semanas y 3 días”. 
Se sobrecogió un poco al darse cuenta de que esa piedra no era simplemente una piedra. Era una lápida, sintió pena al pensar que un niño de tan corta edad estaba enterrado en ese lugar… Mirando a su alrededor, el hombre se dio cuenta de que la piedra de al lado, también tenía una inscripción, se acercó a leerla dec ía “Llamar Kalib, vivió 5 años, 8 meses y 3 semanas”. 

El buscador se sintió terriblemente conmocionado. Este hermoso lugar, era un cementerio y
cada piedra una lápida. Todas tenían inscripciones similares: un nombre y el tiempo de vida exacto del muerto, pero lo que lo contactó con el espanto, fue comprobar que, el que más tiempo había vivido, apenas sobrepasaba 11 años. 
Embargado por un dolor terrible, se sentó y se puso a llorar. 

El cuidador del cementerio pasaba por ahí y se acercó, lo miró llorar por un rato en silencio y luego le preguntó si lloraba por algún familiar.
- No ningún familiar – dijo el buscador - ¿Qué pasa con este pueblo?, ¿Qué cosa tan terrible hay en esta ciudad? ¿Por qué tantos niños muertos enterrados en este lugar? ¿Cuál es la horrible maldición que pesa sobre esta gente, que lo ha obligado a construir un cementerio de chicos?.

El anciano sonrió y dijo: -Puede usted serenarse, no hay tal maldición, lo que pasa es que aquí tenemos una vieja costumbre. 

Le contaré: cuando un joven cumple 15 años, sus padres le regalan una libreta, como esta
que tengo aquí, colgando del cuello, y es tradición entre nosotros que, a partir de allí, cada vez que uno disfruta intensamente de algo, abre la libreta y anota en ella: a la izquierda que fue lo disfrutado…, a la derecha, cuanto tiempo duró ese gozo.

¿ Conoció a su novia y se enamoró de ella? ¿Cuánto tiempo duró esa pasión enorme y el placer de conocerla?…¿Una semana?, dos?, ¿tres semanas y media?… Y después… la emoción del primer
beso, ¿cuánto duró?, ¿El minuto y medio del beso?, ¿Dos días?, ¿Una semana? … ¿y el embarazo o el nacimiento del primer hijo? …, ¿y el casamiento de los amigos…?, ¿y el viaje más deseado…?, ¿y el encuentro con el hermano que vuelve de un país lejano…?¿Cuánto duró el disfrutar de estas situaciones?…
¿horas?, ¿días?… 

Así vamos anotando en la libreta cada momento, cuando alguien se muere, es nuestra costumbre abrir su libreta y sumar el tiempo de lo disfrutado, para escribirlo sobre su tumba. 

Porque ese es, para nosotros, el único y verdadero tiempo vivido.

Luego de leer este cuento de Jorge Bucay que comparto con todos, va mi pregunta 
¿cuanto tiempo realmente es lo que hemos vivido hasta ahora?


15 comentarios:

Ana dijo...

Poco, si le descuento todo el tiempo que me preocupé por cosas que no valían la pena...

Desire dijo...

Si Ana es demasiado el tiempo que desperdiciamos, pero no te parece que sería bueno ir anotando los buenos momentos?

marco dijo...

Pues espero que las cosas buenas sean mas que las malas :)en mi caso.Pienso ademas que cada dia es precisamente una oportunidad para ir mejorando las cosas buenas, es dificil pero creo que se puede intertar o mejorar en algo ya que nadie es perfecto.

La historia prescisamente refiere la importancia de la vida y en no torturarnos pensando solo en nuestros errores que al fin y al cabo es pasado, sino mas bien multiplicar las cosas buenas y lo aprendido que es lo que queda como resultado final de nuestra existencia por lo menos en este mundo.

Por alli lei que lo errores en la vida debes tomarlos como "malos sueños" y pensar mas bien en que mañana tendras mejores sueños, pues la vida en si es un sueño, un sueño del que se despierta al morir.

Saludos amiga esta muy bonito tu blog, sigo entrando :)

ARCENDO dijo...

En este caso, me acuerdo de las palabras que algunos sacerdotes pronuncian tras la absolución:
“La pasión de nuestro señor Jesucristo, la intercesión de la bienaventurada Virgen Maria y de todos los Santos, el bien que hagas y el mal que puedas sufrir, te sirvan como remedio de tus pecados, aumento de gracia y premio de vida eterna."
Es decir... que todo lo que haga y me pase en "mi tiempo" en la tierra, me enseñe y me ayude a ser mejor. Esa es mi lucha.
Otras veces, porque soy humano y por tanto imperfecto, me olvido de esta vocación... pero repito, ahí está mi lucha.
El aprovechamiento del tiempo, que gran tema... Enhorabuena por el post y recordarnos este tema tan crucial.
Besos.

Desire dijo...

Marcos totalmente de acuerdo tu comentario enriquece el post, gracias por pasar

Arcendo tus comentarios y opiniones siempre hacen que el post se complemente. Muy acertado tu comentario. Gracias

tia elsa dijo...

Relamente muy bueno el cuento y es verdad ¿cúanto realmente vivimos disfrutando los momentos mágicos, con amigos, los hijos, la pareja? mejor no averiguarlo, debe ser escaso, besos tía Elsa.

JORGE dijo...

Dios bendice todo. Todo lo que hagas Él lo bendice, siempre y cuando lo hagas con amor verdadero.

Incluso si te equivocas, pero lo has hecho con el amor de Dios, igual lo bendice.

Lo único que no bendice, es aquello que no haces, o que haces sin su amor.

No hay que desperdiciarlo.

Gracias y bendiciones

Desire dijo...

Tia Elsa gracias por pasar y dejar tu huella, pero disiento contigo es bueno que hagamos hoy un recuento de nuestros verdaderos momentos vividos, para que podamos acrecentarlos y disfrutar mas de ellos, no te parece?

Desire dijo...

Si Jorge es cierto Dios siempre nos colma d bendiciones, el problema es que tantas veces dejamos de disfrutar los regalos y las gracias que el nos envia a diario por falta de tiempo supuestamente.

Militos dijo...

El tiempo disfrutado debe ser el que queda por venir. Todo se puede mejorar y yo prefiero que la cuenta me la lleven Arriba porque a pesar de ser Economista no se me dan muy bien los números.
El post es muy bomito Desire, gracias. Un beso grande

Lu dijo...

Mejor no cuento el tiempo, porque seguramente he perdido mucho, y sigo para adelante disfrutando, viviendo, sumando.

Lu
Mamá de DOS chancletas

nadasepierde dijo...

Creo que es tanto el tiempo que me preocupé por cosas que nunca pasaron como el que fui feliz por las cosas que si disfruté.... lo cual no es muy bueno. Habria que disfrutar mas lo que uno tiene al alcance de la mano y lo de mañana, lo veremos mañana o cuando pase.
saludos!!!!

maria jesus dijo...

El color no me deja leer y lo siento, será culpa de mi ordenador. Un saludo cariñoso

Desire dijo...

Asi es amigos seria excelente que podamos aprovechar el maximo tiempo posible un beso y gracias a todos por pasar

amor dijo...

hay momentos de llanto que son vida intensa